El sistema de prevención de pérdida de cabello que proporciona Oncobel

El sistema Oncobel–Paxman de enfriamiento continuo del cuero cabelludo consiste en una pequeña unidad de enfriamiento, que contiene un líquido refrigerante que circula a -4°C hacia unos gorros de silicona especialmente diseñados para el paciente y que están conectados a la unidad de refrigeración por medio de unos brazos ajustables que proporcionan máximo confort al paciente.

Este líquido hace que el cuero cabelludo alcance una temperatura de unos a 19ºC a 20ºC a nivel de la piel. y eso es lo que hace que se consigan los dos efectos de reducción del metabolismo y del aporte sanguíneo sobre las células productoras del pelo, para evitar así su destrucción y la caída del cabello.

En el diseño del sistema se ha tenido especialmente en cuenta el cuidado de las necesidades de las/los pacientes y del personal de enfermería. Las pantallas táctiles son fáciles de leer y manejar. La naturaleza compacta y maniobrabilidad del sistema asegura un uso eficiente del espacio.

El sistema es flexible para los pacientes y requiere un mínimo de supervisión de la enfermería. Para obtener más información, puede ver / imprimir nuestro folleto en formato pdf haciendo clic aquí.

Los gorros

Los gorros de refrigeración, ligeros y de diseño especial son la característica más importante del sistema de prevención de pérdida del cabello que proporciona ONCOBEL.

Estos gorros son suaves, flexibles y se ajustan estrecha pero cómodamente a la cabeza del paciente. Están fabricados a partir de material de silicona de alta calidad, son adecuados para la mayoría de las formas de cabeza y se suministran en 3 tamaños diferentes, codificados en diferentes colores para facilitar su identificación.

Cuando el refrigerante pasa a través del gorro extrae el calor del cuero cabelludo del paciente. Unos sensores de temperatura aseguran que el gorro mantenga el cuero cabelludo a temperatura constante.

El gorro está provisto de una cubierta de neopreno que ayuda a la eficiencia y el funcionamiento del sistema, por un lado, haciendo de aislante y, por otro, protegiendo de las temperaturas de las habitaciones, absorbiendo la condensación y haciendo un adecuado contacto con el cuero cabelludo, lo que es esencial para el éxito del tratamiento.

Los gorros se conectan y se liberan del sistema con facilidad. Cuando acaba el proceso de refrigeración, los gorros se desconectan de los tubos que llevan el refrigerante y se lavan con agua y detergente/jabón o desinfectante sanitario.

El material de los gorros está 100% libre de latex por lo que a aquellas personas que tienen alergia a este componente pueden usar sin ningún problema el tratamiento.

Gorro oncobel

Protocolo del tratamiento

El gorro se utiliza de forma ininterrumpida desde unos 30 minutos antes de que se administre la quimioterapia, durante la infusión de la misma y un tiempo posterior que oscila entre 45 y 150 minutos, según la medicación. Es decir, el proceso completo puede durar una media de entre 2 horas y media a 4 horas en total (dependerá del tiempo de infusión).

Se recomienda que el pelo del paciente esté humedecido con agua y acondicionador para el cabello (pH neutro). Éste se aplica para mejorar el contacto del cuero cabelludo y reducir el efecto de aislamiento de pelo.

Las recomendaciones para los tiempos de enfriamiento después de la infusión se basan en: las concentraciones plasmáticas máximas del medicamento, la vida media de la medicación, las interacciones potenciales, los ensayos clínicos recientes y la experiencia de los usuarios actuales del sistema de enfriamiento del cuero cabelludo.

No se preocupe, el profesional que le atiende en su tratamiento sabrá el tiempo de post enfriamiento que necesita.

Mientras que se tiene puesto el gorro, el/la paciente puede dormir, leer, comer, beber, escuchar música e incluso ir al servicio. La sensación que produce es de frío pero totalmente soportable, en raras ocasiones puede producir un leve dolor de cabeza para el cual puede solicitar medicación a su enfermera o médico.